Jordi Savall

Jordi Savall (1941) es una de las personalidades musicales más polivalentes de su generación. Hace más de cuarenta años que da a conocer al mundo maravillas musicales abandonadas en la oscuridad de la indiferencia y del olvido. Dedicado a la búsqueda de estas músicas antiguas, las lee y las interpreta con su viola de gamba, o como director. Sus actividades como concertista, pedagogo, investigador y creador de nuevos proyectos, tanto musicales como culturales, le sitúan entre los principales artífices del fenómeno de revalorización de la música histórica. Es fundador, junto con Montserrat Figueras, de los grupos musicales Hespèrion XXI (1974), La Capella Reial de Catalunya (1987) y Le Concert des Nations (1989) con los que explora y crea un universo de emociones y de belleza, y las proyecta en el mundo y millones de amantes de la música antigua. Según el The Guardian (2011), “lo que de verdad distingue Jordi Savall son sus incursiones más allá del templo de la alta cultura. Trovador omnívoro, surca y remueve las bibliotecas de Manchester o los poblados colombianos a fin de rescatar tradiciones musicales, con grabaciones que van desde los ritmos bereberes hasta los éxtasis de un raga, desde la quietud emocionante de un lamento armenio hasta la vivacidad de una gallarda isabelina.”